23 mar. 2008

Otra de Macri / Riquelme


Alcalde de Bs. As. "perdona" multas a Riquelme

El listado, según señala el informe del que se hace eco la prensa local, incluye faltas graves, como violar la luz roja de los semáforos, exceso de velocidad, omitir el uso del cinturón de seguridad y hablar por teléfono móvil mientras conducía su vehículo.
Voceros de Macri, quien fue presidente del Boca hasta que asumió la jefatura de Gobierno de la capital argentina en diciembre pasado, admitieron a 'Veintitrés' que a Riquelme "se lo eximió de algunos pagos de multas", pero deslindaron responsabilidades en el funcionario que efectuó el trámite.
Fuentes de la Alcaldía explicaron al diario 'Crítica' que la llegada del futbolista a la dependencia oficial en la que se presentó para pagar sus infracciones se "revolucionó" con la llegada de Riquelme.
"La gente hacía cola para fotografiarse con él", destacaron antes de precisar que, como a cualquier persona, al jugador se le designó un funcionario para que analizara su caso.
'Veintitrés' señaló que Riquelme debía pagar unos 1.250 dólares por sus multas y "a las arcas del Gobierno de Buenos Aires ingresaron 55 dólares".
"Es el funcionario controlador quien debe determinar cuáles multas deben pagarse. Puede haber actas mal confeccionadas por errores de quienes las labraron o porque la foto no muestra la placa del auto con claridad", dijeron las fuentes del Gobierno de Buenos Aires consultadas por Crítica.

Fuente: Terra.com
Sin palabras no? los que lo votaron deben estar contentos que votaron un tipo honesto!!!!

Otra mas

Un periodista le preguntó al jefe de Gobierno si podía explicar por qué el ex juez Guillermo Montenegro, sentado a su lado, había archivado una causa que se le instruía a un primo de Mauricio Macri por el presunto delito de estafa. "Esa pregunta no es pertinente", sentenció Macri, y contestó de igual manera cuando le preguntaron sobre una presunta dispensa para supuestas faltas de tránsito cometidas por la estrella de Boca, Juan Román Riquelme.

Fuente: cronista.com

No se puede creer.

No hay comentarios: